andre-dc.gif (3246 bytes)

Clínica en Aca-Traz, martes 3/11/98 - CHARLA CON AMIGOS

ANDRE ANDERSEN - D.C. COOPER

Siempre es muy interesante concurrir a las clínicas ofrecidas por músicos de las más diversas tendencias y latitudes que, desgraciadamente, en nuestro país no son tan frecuentes como uno desea o espera. El punto más relevante de estas reuniones es, sin duda, el hecho de que los ejecutantes logran despojarse de casi toda inhibición y muestran facetas que ante un concierto normal o una entrevista periodística no se revelan con tanta facilidad. De por sí asistir a una clínica de teclados y voz no es algo muy común. Y si tomamos en cuenta quiénes eran los encargados de llevarla a cabo, la sorpresa se duplica. André Anderssen y DC Cooper, tecladista y vocalista de la banda danesa Royal Hunt, no son precisamente los músicos más conocidos en nuestro medio, pero para aquellos que tienen aunque sea una pequeña referencia de los mismos, el respeto y el

ANDRE ANDERSEN - D.C.COOPER
Aca-Traz  3-11-98

reconocimiento por su humilde pero constante trabajo se hacen palpables.
Ante un marco de casi un centenar de concurrentes, el primero en tomar el escenario fue el tecladista Andersen, quien derribó sin ningún tipo de inconvenientes esa imagen algo fría y distante que tienen, en general, los oriundos de tierras como Dinamarca y otros países nórdicos. Comentando de muy buen humor su infancia, comienzos y desarrollo musical, el altísimo líder de Royal Hunt desarrolló una muy limitada parte de su técnica utilizando algunas grabaciones instrumentales de temas de su agrupación sobre las cuales improvisaba solos y arreglos con sus teclados. Posiblemente hubo más palabras que música, lo que fue una real lástima vieniendo del calibre de músico ante el que nos hallábamos, sin embargo, fueron muy amenas y entretenidas sus anécdotas, comentarios y respuestas. Matizadas por inteligentes preguntas de la audiencia, Andersen estuvo en el escenario por más de una hora.

Finalizada su presentación, llegó el momento más curioso de la noche, una clínica de voz. Debo confesar que, a mi modesto parecer, DC Cooper se las arregló a las mil maravillas como para entenderse con la gente y, además, cumplir con los requerimientos básicos que todos esperábamos. Fueron muy interesantes sus comentarios acerca de técnicas vocales y en el modo en que expuso la clínica basándola en una premisa tan simple como real: cantar es lo más personal en lo que a música se refiere, por lo tanto, de nada sirve copiar, sino tratar de desarrollar un estilo propio. Muy interesado en el ambiente local del rock, incentivó a apoyar y ayudar a las bandas nacionales ya que sin ellas el espectro musical nacional se desdibujaría sin remedio.

A continuación se unieron ambos músicos en el escenario y procedieron a tocar "unplugged" algunos clásicos de la banda como "Ten To Life" o el estupendo "Far Away", en este caso acompañados vocalmente por el Tano de Jason, quien hizo gala, además de una interesante interpretación del tema interpretado, de un correctísimo manejo vocal arrancando los aplausos de todos los presentes. Extrañamente, los músicos en ningún momento amagaron con hacer un cover, algo que es casi un ritual en toda clínica. Consultados al respecto, DC me comentó que ni siquiera en los ensayos tocan canciones de otras bandas, muy esporádicamente algún tema de Deep Purple o Judas Priest, nada más.

Como marcamos anteriormente, quizás demasiado dialogo y poca música, no obstante ello, la noche fue distinta, entretenida y por sobre todo, sirvió como para quedarse con las ganas de ver a la agrupación completa haciendo un show real. Pecando de obsecuente, hay que remarcar el sobrio desempeño de nuestro director "Odín" Fuentes Rodríguez, quien ofició de traductor. No hay mucho más para agregar, salvo expresar el continuo deseo de que experiencias como ésta se repitan con más asiduidad.

Javier Izurieta

ANDRE ANDERSEN - D.C.COOPER
Aca-Traz  3-11-98

 

<<< VOLVER