tapa25g.jpg (51824 bytes)
< VOLVER

TREN LOCO
Se fuerza la máquina...
RECIÉN EDITADO EL FLAMANTE CUARTO DISCO DE ESTUDIO DEL CUARTETO (CARLOS CABRAL EN VOZ, POLLO FUENTES EN BATERÍA, MAURICIO PREGLER EN GUITARRA Y GUSTAVO ZABALA EN BAJO), QUE ESTE AÑO CUMPLE DIEZ AÑOS DE VIDA, SURGIÓ LA POSIBILIDAD DE TENER UNA MÁS QUE AMENA CHARLA CON EL BAJISTA, UNA VERDADERA LOCOMOTORA A LA HORA DE HABLAR...

-Primero lo obvio: acaban de editar "Carne Viva"...

"Carne Viva" nos agarra bien, tocando como cuarteto hace cuatro años, con temas ya presentados en vivo. Dos años atrás empezamos a componer los temas y hace un año empezamos a grabar, pero lo bueno es que hace dos años que venimos tocando estos temas y ya son conocidos por la gente. Por eso, como muchos son temas pedidos por nuestra hinchada, que se llama "carne viva", es que decidimos ponerle ese nombre. "Carne Viva" también tiene otro sentido: ¿viste que el símbolo de la Argentina de exportación siempre fue la carne? La tapa del disco simboliza una media res con la sombra de la Argentina, como que a los latinos nos tienen colgados en un freezer, a nosotros y a la historia de los argentinos. Por eso pusimos como que la carne está viva, la gente está viva...

En cuanto a lo musical, uno de los cambios en el nuevo disco fue la inclusión de un violín y un bandoneón...

Yo considero que el violín es muy heavy, porque creo que la mayoría de las escalas del heavy metal vienen de la música clásica, sobre todo las escalas violentas o rápidas que tiene el violín. Muchas cosas de Paganini son muy heavy metal o del mismo Beethoven. Al bandoneón lo considero muy heavy porque simboliza el sonido de una ciudad. Arrancó en el barrio bajo con el tango, que fue una música muy discriminada en sus principios y el heavy metal lo sigue siendo hoy. Hay chicas en el laburo que me preguntan "¿hay lío cuando toca Tren Loco?". Te digo, hace diez años que toco en la banda y nunca hubo un lío. Vos cazás cualquier cartelera de los fines de semana hay decenas de shows de heavy metal, de 30 hasta 5 mil personas, o tenés 60 mil personas cuando viene Metallica y no hay ni un lío. Los quilombos son cuando hay fútbol o cuando tocan los Redondos -que tampoco hay quilombo, lo arma más bien la prensa- pero si hay un lugar donde no hay quilombo es en el heavy metal. Por eso te digo, sigue siendo discriminada la música nuestra: para el "estón" somos grasa, para el concheto somos grasa, para el otro somos brutos y para los pasivos somos violentos. Yo creo que si hay violencia en el heavy metal es en las letras cuando se cuentan las cosas que pasan, y la violencia está todos los días cuando te afanan o cuando te muestran por televisión un rehén con la pistola en la cabeza a las dos de la tarde. Por ejemplo Crónica, como símbolo de periodismo amarillo. Dicen: "hay violencia en el rock and roll" y ellos te muestran un tipo a las dos de la tarde con una pistola en la cabeza de un rehén. Hay que ver que queda en la cabeza de los pibes... eso es violencia, para mí. Lo nuestro es música, nada más, y sin embargo sigue siendo discriminada... por eso te digo, volviendo al tema del bandoneón, que tiene mucho que ver con el tango del principio. ¿Viste cuando dicen "se queja el bandoneón"? La otra vez tuve uno en mis manos por primera vez y se queja como si fuera la distorsión de una guitarra o un bajo. Por eso considero al violín y al bandoneón como instrumentos heavies: porque transmiten algo más que música, transmiten un sentimiento.

¿Piensan seguir usándolos?

Hace ya tres años que usamos el violín en vivo, con un amigo que se llama Eduardo Augusto. Lo del bandoneón lo vamos a ver, es difícil conseguirlo al viejito [risas]. El que grabó el disco es Pichuquito, pero tengo miedo de traerlo a Cemento, a ver si se muere ahogado [más risas]. Igual, hay muchos chicos jóvenes que tocan el bandoneón, y seguramente en el futuro vamos a hacer algún show con ese instrumento. Es un riesgo tenerlo, no quiero que quede a presión sino que quede dentro del contexto de la música de Tren Loco. No quiero eso, o que porque la moda viene de Europa tengo que sonar como Stratovarius. Me gusta Stratovarius, pero yo hago la mía, no quiero sonar como ellos. Yo quiero ser distinto y los CDs que mandamos a Europa llaman la atención por eso. Ya en España lo están distribuyendo y en Alemania seguramente también. Creo que es por eso, por esa toma de personalidad que digan que sonamos sudamericanos -no dijeron argentinos sino sudamericanos- esa bronca, esa cosa sudamericana del bandoneón. Es simplemente como somos nosotros, no quiero imponer nada ni decirte que vamos a seguir tocando con eso, pero hoy estamos cómodos así.

Ustedes tienen, como un lema, lo de "actitud barriobajera". ¿No me explicarías el concepto detrás de la frase?

[risas] En realidad no la inventamos nosotros, fueron un par de medios...

Yo leí la frase en la página de internet de la banda...

Luis Real, uno de los pibes que hizo la página, me dijo si podía hacernos una página y yo le dije que la hiciera como le pareciera, que explicara el concepto de lo que es la banda para él. Y él, como una especie de resumen y porque lo leyó un par de veces en algunos medios, puso "Actitud Barriobajera". Es más el concepto que tienen los demás hacia Tren Loco que Tren Loco mismo. Sí, nosotros decimos: "aguante el barrio bajo", primero porque venimos de Grand Bourg, un pueblito que está a 36 kilómetros al norte de la Capital. Nos dimos cuenta de eso, de vivir en el barrio, cuando fuimos a Japón. Nos preguntaban "¿de dónde son ustedes?", y nosotros no lse íbamos a decir que de Grand Bourg [risas]... les decíamos de Buenos Aires. Estábamos en un hotel alucinante, cinco estrellas, y nos decíamos si esta gente supiera de donde venimos, si supieran que nosotros venimos del barro, del tren, del colectivo. Y estábamos ahí en el estadio Budokan, viendo las firmas de Lennon, de Blackmore, y nos trataban como si fuéramos Paul McCartney o Steve Harris. Ahí tomás conciencia de de dónde venís, y del orgullo de cómo a pesar de tantas trabas en el medio uno estaba ahí. Eso quedó. Lo de "actitud barriobajera" no lo usamos como lema, fue quedando solo. Para mí el barrio bajo no es el barrio, para mí Sudamérica es el barrio bajo del mundo. Está Europa, Estados Unidos, Japón, ¿y en el barrio bajo quién está? Argentina, Brasil... los sudacas. De esa gente hablamos nosotros.

Siguiendo con "Carne Viva", ¿qué quiere decir el instrumental "Heavythoven"?

A partir de "Heavythoven" quiero empezar a hacer una serie de obras que van a tener que ver con el heavy y con lo que decíamos al principio de que si Beethoven hubiera nacido hoy, haría heavy metal. Como que el heavy y el metal tienen mucho que ver, y en el medio del tema metí un bandoneón como algo tanguero. Para nosotros no hay modas, eso quiero decir. Hay dos músicas: la buena y la mala. Yo creo que mezclar el Heavy Metal y Beethoven es como decir que no tienen tiempo: sigue siendo Beethoven tan bueno ahora como doscientos años atrás, y el heavy va a ser así, como es el tango. Vos escuchás cosas de Piazzola, por ejemplo, que van a ser eternas.

Una pregunta un poco más retrospectiva, ¿cuáles eran las aspiraciones de Tren Loco cuando empezaron?¿Son las mismas de hoy en día?

En un principio la intención fue tener una banda de amigos, disfrutando de lo que hacíamos pero que fuera profesional, en todo sentido: desde el cuidado del sonido al cuidado de la composición. Fue por eso que cuando salió lo del concurso Yamaha la banda, que recién se había armado, sonó bien y se abrió paso enseguida. Tocamos la final en Obras, llegamos a Japón y de allá nos trajimos un segundo premio, algo realmente difícil. Los que estaban fuera de la banda decían "¿cómo hicieron estos tipos?", pero yo estaba seguro de que estábamos dando lo mejor, no fue que me agarró de casualidad. Lo encaré de manera profesional: sonar bien, ajustado. El cantante nuestro es un tipo que canta bien y no desafina, el batero es preciso, es un relojito, el violero es afinado, yo me considero afinado. La aspiración en ese momento, a eso voy, era simplemente sonar bien. No me rompo la cabeza en un ensayo, trato de divertirme, pero dentro de esa diversión quiero que la música suene profesional. Ahora la aspiración sigue siendo sonar bien pero tenés otras obligaciones, ahora vas teniendo en cuenta el gusto de la gente. Yo estuve en una multinacional y sé que si no tenés 50 mil dólares atrás no existís y nuestra manera profesional de hacer las cosas nos llevó a crear Yugular Records, nuestro propio sello, en el '96. Las aspiraciones siguen siendo sonar y hacer las cosas de manera profesional y los resultados están a la vista: que nos hayan invitado a tocar con Skid Row en Obras sin poner guita como hacen muchas bandas o cuando vino Saxon, que llamaron a Tren Loco para tocar. Nosotros somos felices ya tocando, y que respeten a Tren Loco de esa manera, que lo conozcan o que te manden una carta de Jujuy o de Bahía Blanca o de Río Grande, eso es lo que me llena de orgullo y satisface mis aspiraciones.

Por último, lo más importante: hablanos acerca del tema "Garganta Profunda"...

[risas] ¿Garganta Profunda?... Es una amiga que nos ha traído grandes satisfacciones [más risas].

Gabriel Herz

---------------------------------------------------------------------------

 

Entrevista con Enrique Gómez Yafal

Cuero Pesado

CON SU BANDA ANTERIOR, KAMIKAZE, ENRIQUE GÓMEZ YAFAL SUPO SITUARSE EN UN LUGAR DE PRIVILEGIO EN LA ESCENA NACIONAL DEL ROCK PESADO. LUEGO DE EDITAR TRES ÁLBUMES, HOY CONSIDERADOS DE CULTO DENTRO DEL GÉNERO, LA BANDA SE LLAMÓ A SILENCIO E INACTIVIDAD. AHORA, TRAS AÑOS DE ANONIMATO AUTOIMPUESTO, EL CANTANTE ENCONTRÓ ALGO QUE LE DEVOLVIÓ LOS DESEOS DE SUBIRSE NUEVAMENTE A UN ESCENARIO. ESE ALGO SE LLAMA CUERO Y ES LA NUEVA AVENTURA METÁLICA DE UNA GARGANTA QUE AÚN TIENE MUCHO GRITO POR DELANTE.

¿Qué pasó después del tercer disco de Kamikaze?

Llegamos a poder presentar el disco; fue un esfuerzo de producción porque lo producíamos nosotros. Y lo hicimos a teatro lleno, fue divertido, pasó de todo; cosas extraordinarias y cosas que hoy me rio de recordarlas: grabadoras que no andaban, motos que se caian... fue un show divertido. Después la banda perdió empuje. No estabamos de acuerdo en lo que venía; ésa era la clave de la pérdida del empuje. Yo aún hoy conservo amistad con todos los músicos, con lo que quiero decir que no había problemas serios entre nosotros. En ciertos casos nos hemos hecho algunos más cercanos hoy que cuando estábamos en la banda, porque nos conocíamos menos y bueno... los años pasan... Así que eso es una de las más grandes alegrías que tengo, porque a veces uno crea suceptibilidades y cosas que no se liman, y esto sí, la verdad es que se limó todo. No estábamos de acuerdo con lo que había que hacer: yo quería hacer otro disco, quería hacer Kamikaze 4. Honestamente y de corazón, el trío compositivo que éramos Daniel (Tellis), Martín (Knye) y yo no nos poníamos de acuerdo para nada en lo que venía, en lo que habíamos hecho estaba todo bien. Tal vez en la faceta compositiva no pudimos colaborar lo suficiente uno con el otro. Yo un poco me excluyo, porque siempre intenté colaborar. De hecho soy co-autor de la inmensa mayoría de los temas. Muchas veces solamente en las letras, más veces en la melodía y en la letra... otras veces también de los arreglos. A mí me gusta mucho todo lo que es el tema "arreglos", aun con Cuero... es un poco una cosa en lo que soy muy obsesivo: prestarle atención al formato de las cosas. Si fue así como vos decís fue una lástima, la verdad fue una lástima, porque talento había. Yo creo que lo que pasaba era que no era fácil ponerse de acuerdo tres músicos que éramos notablemente diferentes entre nosotros. Tal vez en el inicio de Kamikaze, Miguel (Oropeza) y yo éramos más parecidos... y aún hoy lo somos.

Decime... ¿cómo era la relación con el público de Kamikaze?

El público de Kamikaze era muy especial... aún hoy me doy cuenta de los que quedan de esa época... Creo que en la banda no se entendió una cosa: Kamikaze nunca iba a ser la banda más popular, por el tipo de público que teníamos y por el tipo de música que hacíamos.. Nosotros queríamos llenar River inmediatamente... y, visto a la distancia, era un poco menos la cantidad de gente que nos veía en comparación con otras bandas, pero el público que nos seguía le prestaba más atención a ciertos detalles...

¿Como cuáles?

Era un público más selectivo, se fijaban si los músicos tocaban tal o cual armónica, se fijaban en las letras... y en que éstas tuvieran un cierto sentido. Mil veces me ha pasado que me llamó gente a las 3 de la mañana diciéndome: "loco estoy leyendo una letra tuya y se me pararon los pelos", y me impresiona... digo, yo no vivo de mi ego, para nada. Al revés, me sorprende que por ahí la gente me pare y me diga "yo estuve en Obras...". ¿Y sabés qué?... hoy me lo dicen. Yo le pregunto a los tipos cómo se acuerdan de eso y me contestan que ese show les impresionó, que hay temas como "Estaré De Pie" o "El Responso Del Guerrero" que los han marcado, cosa que no debe ser casual ya que hay veces en las que yo llego a mi casa hecho mierda del laburo y bajoneado por todo lo que veo que me rodea y al poner algunos de esos temas se me borra toda la mufa y necesito salir ya a la calle, necesito hacer algo... por eso digo que son temas especiales, no me pasa eso con todos los temas, sólo con algunos.

A mí me pasa algo parecido con otro tema de Kamikaze, "Ciudad Sin Alma", mi absoluto preferido de la banda.

Te podría decir que de Miguel y mío también. Los chicos con los que toco ahora también opinan algo así, junto con "Víctima Del Rock" son sus temas preferidos. Cuando lo escribimos con Miguel Oropeza me pasó algo muy particular... la gente me tilda de ególatra cuando digo esto, pero es cierto... cuando escribo, no es mi cabeza sino mi mano la que hace la letra, no pienso sino que siento lo que escribo. En "Ciudad Sin Alma" se dio muy especialmente eso, salió redondita desde el vamos, me siento particularmente dichoso de lo que puse ahí. No es una letra que hable esclusivamente de Buenos Aires, ni siquiera de una ciudad, qué sé yo... que cada quien encuentre lo que quiere en la canción.

¿Sentís que la prensa no te prestó la atención debida?

No, para nada... ha habido movidas raras que prefiero no recordar. Yo nunca me puse delante de nadie, cuando sí hubo gente que se puso delante de la banda a manera de obstáculo... y no te doy el nombre porque prefiero reservármelo. No creo que lo haya hecho por maldad, pero la verdad es que nos pateó en contra. La radio nos fue esquiva, el segundo disco salió en plena hiperinflación, la compañía baja la persiana y los ejecutivos se las toman para Brasil. Y nosotros con un material de puta madre que no tenía la difusión y ni siquiera el formato (en principio salió sólo en cassette) que se merecía. Volviendo a lo de la prensa, lo único que meto en la columna del debe es que creo que Kamikaze se merecía una tapa de revista y nunca la tuvo, pero más allá de eso siempre se nos trató con respeto.

¿Pero no hubo una sobreexposición de parte de algunas revistas, como Metal, por ejemplo?

Es muy difícil darte cuenta en el momento que te estás sobreexponiendo. Nosotros no éramos pendejos, pero teníamos cierta inexperiencia en lo tocante al negocio y es muy probable que eso nos haya jugado en contra. A la distancia, es muy probable que eso nos haya perjudicado, sobre todo porque nos enemistó con un sector del público que nosotros respetábamos mucho. Y ese sector del público nos dejó de respetar, lo cual es curioso ya que tiempo después, en Obras, les volamos los pelos a todos. Por alguna razón en el final de la carrera Kamikaze dejó de convocar, con el agregado de que estaba sonando mejor que nunca y eso es algo a lo que hasta ahora no le encuentro explicación.

Sé que luego de Kamikaze te dedicaste más a vos, a tu trabajo, a aprender piano, etc... pero en algún momento apareció la posibilidad de formar Cuero y empezaste con el proyecto... ¿qué tiene Cuero para ofrecerte que no te haya ofrecido alguna otra propuesta en estos años?

Hay una cosa que rodeado de estos músicos puedo hacer, y que si no la hago yo no la va a hacer nadie. El metal me parece una de las músicas más profundas que existe, la profundidad se da en la rítmica, capaz de conmoverte para un lado o para el otro con la misma facilidad, es una música con contenido tanto poético, como estético, como político, y pese a que no soy amigo de la política, soy un animal político y el único género que me permite expresarme en ese sentido es el metal. En Cuero me pude juntar con gente con la cual la capacidad de expresarme se hace mucho más explícita y de ahí en más lo que yo llamo inspiración aparece sola.

¿Por qué formaste Cuero en vez de reformar Kamikaze con estos mismos músicos?... quiero decir, sos el tipo con más trayectoria dentro de la banda...

En primer lugar, puedo tener más trayectoria, pero tengo tanto respeto por los músicos que me acompañan que deliberadamente me pongo a la misma altura que ellos. Cuero surge de una idea que charlamos en su momento con Cristian, el guitarrista, y que se terminó de redondear cuando se incorporaron los otros músicos. El trabajo está muy repartido, muchos temas son de Cristian, muchos son míos y cada uno de los otros chicos aporta lo suyo. En la cocina de Cuero, todos nosotros somos irremplazables dentro de este formato de banda. Cuero es muy especial.

¿Te piden covers de Kamikaze en los shows?

Sí, constantemente...

¿Y cómo lo toma el resto de la banda?

Muy bien. Como te dije, ellos conocían a Kamikaze antes de conocerme a mí, por lo cual es lógico asumir que lo que yo hacía en la banda les gustaba. Son excelentes músicos, son ellos quienes me dicen..."esto mata, hay que meterlo en el show...". De todas formas no soy de los que se revuelcan en el pasado para conseguir algo, de manera que el hecho de incluir material de Kamikaze en los shows debe ser y es un agregado, no el punto alrededor de lo que gira un show de Cuero. Kamikaze es algo de lo que me puedo enorgullecer sin pudores, pero es pasado, el futuro y el presente se llama Cuero, que es algo versión 2000. Entre todos los músicos decidimos hacer los covers de Kamikaze lo más fieles posibles, ya que es de esa forma en la que fueron concebidos. En definitiva, Cuero no es Kamikaze, aunque yo sea el cantante.

Gabriel Ramovecchi

10 PREGUNTAS EXPRESSO:

Lo que te aflije La pobreza
Lo que te da alegría Mi mujer y mis gatos
Lo que te da bronca Los políticos
La música El alma
Los músicos ¿Angeles caídos?
Un músico argentino Charly García
Un músico extranjero Chopin
Un poeta Borges
¿Creés en Dios? ¿Dios cree en mí?
¿Te toca cielo o infierno? Me van a hacer laburar y me van a mandar al purgatorio.
< VOLVER